Espacios de comercio o servicios

Todo para montar tu negocio de tienda, punto de venta o servicios, stand, ...

Posibles comportamientos del cliente en nuestra tienda

Para generar ventas es importante definir cuáles son los diferentes clientes que pueden entrar en tu negocio y actuar en consecuencia.
04 de noviembre de 2014
Posibles comportamientos del cliente en nuestra tienda

Es importante que conozcamos los distintos comportamientos que puede tener un cliente en una tienda para así poder actuar de manera correcta y que finalmente se produzca la deseada compra que todo empresario espera.

Las diferentes clases de cliente, aunque observen un mismo producto, pueden esperar diferentes cosas de él. Por ejemplo, el cliente al que llamaremos “consciente del precio”, es calculador y para esta tipología es importante que la información del producto que vamos a ofrecer esté clara y que las indicaciones sean útiles, estén ordenadas y bien diseñadas.

El cliente que es “consciente del material” es un tipo de cliente muy ligado a las emociones y suelen ser partidarios de los productos con materiales de calidad y valoran que el producto esté bien elaborado.

El cliente “consciente de su estatus” por el contrario va a valorar el buen servicio, la atmósfera de la tienda, sentirse a gusto en el lugar.

El cliente “hedonista” es aquel que sólo realiza una compra si tiene la certeza de que sale ganando y únicamente productos que sirven para su autorrealización.

Pero además de estos clientes más comunes, encontramos otros que no lo son tanto pero con los que tenemos que emplear una gran paciencia debido a su complicación:

Clientes “amantes del show” que sólo quieren hacerse notar.

Clientes “coleccionistas de recuerdos” que son discretos pero les gustan los regalos promocionales y los piden cuando la tienda no está concurrida.

Clientes “paseantes” que vienen y van pero que en realidad no quieren nada, ni tan si quiera ser aconsejados o que alguien les atienda.

Clientes “regateadores” que esperan conseguir alguna rebaja.

Clientes “propensos a cambio” que creen necesitar algo,aunque no saben el qué. Normalmente este tipo de clientes tras estar muy indecisos, compran algo pero al día siguiente vuelven para cambiarlo.

Aunque las decisiones de los clientes suelen producirse de manera racional y con relativa sensatez, también realizan compras que no han sido planificadas con antelación. Es a lo que llamamos compra espontánea. En nuestro caso lo importante es realizar ventas, por lo que este tipo de clientes también es nuestro objetivo.

En todos los tipos de clientes que finalmente pueden constituir una venta para nuestro negocio, las decisiones a la hora de realizar la compra suelen producirse, en la mayoría de los casos, en tres fases:

Fase 1. Acción a distancia. El posible cliente ve algo que hay en el escaparate o en el resto del espacio de la tienda que capta su atención.

Fase 2. Acercamiento. El cliente establece un contacto emocional con el producto que conduce a la información.

Fase 3.  Juicio de la mercancía. Se valora la mercancía conforme a tres variables, precio, tamaño y calidad. A partir de la fase número tres se decide si comprar o no comprar. 

Autor: Escaparatix
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.
Solicita ya presupuestos gratis