Espacios de Hostelería - Restauración

Todo para montar tu negocio de bares, restaurantes, hoteles, pubs, panaderías, ...

El merchandising en una panadería

Colocar los elementos de merchandising de tu panadería adecuadamente puede favorecer la cantidad de ventas que obtengas.
13 de diciembre de 2014
El merchandising en una panadería
Destacado

En una panadería, al igual que en el resto de comercios dedicados a la venta de productos, el merchandising y la decoración, aunque resulta ser un tema poco conocido y contemplado, son cuestiones importantes que no debemos desatender.

El merchandising no es más que un conjunto de técnicas de exposición de productos, de ambientación del establecimiento y de información al cliente, para crear una imagen determinada del establecimiento y contribuir a la venta visual de los productos.

Entre las herramientas básicas podemos destacar y que pueden emplearse en la panadería podemos encontrar:

1. Imagen y ambientación de la panadería y sus diferentes zonas. Lo primero que deberíamos tener en cuenta es el desarrollo de un diseño propio, para crear una personalidad específica que se convierta en la marca de nuestro establecimiento.

El nombre y el logotipo comercial de nuestra panadería deben cuidarse, recomendándose emplear nombres comerciales y diseños de elementos identificativos con el tipo de negocio.

Para la decoración del suelo y las paredes deben emplearse materiales que posibiliten un equilibrio entre una imagen de frescura y de calidez al establecimiento.

Los focos de luz no deben ser uniformes, sino que deben crearse diferentes intensidades de iluminación para favorecer un clima de espera relajado y propiciar una focalización de la vitrina o zonas específicas del establecimiento.

Deben evitarse las barreras visuales al cliente. En este sentido hay que rehuir de vitrinas expositoras altas y de una excesiva exposición de productos. 

El vestuario para el personal debe ser completo, desde el calzado hasta el gorro y cada empleado llevará una placa con su nombre impreso.

En el mostrador y en los fondos del establecimiento debe evitarse elementos que los llenen de demasiadas cosas. Por ejemplo, las bolsas, el papel, etc. debe situarse e lugares no visibles al público.

2. Cartelería e información. Es aconsejable, que el establecimiento esté decorado mediante carteles informativos de un tamaño y calidad que permitan al cliente conocer las ofertas y productos de los que disponemos. Todos los elementos de cartelería e información deben colocarse y planificarse de manera coherente. Los diferentes elementos que pueden emplearse son:

- Pinchos de precio. Deben apoyar en una pequeña plataforma para no tener que pinchar los productos. Es recomendable que sean personalizados con el nombre y logotipo del establecimiento, ya que no supone demasiado coste y da mejor imagen.

- Carteles de oferta. Realizar el cartel de manera manual permite personalizar la oferta y transmitir sensación de oportunidad. Los carteles de oferta deben tener tamaños aproximados de 25/40 cm. El tipo de letra y la caligrafía numérica debe ser uniforme, siempre de la misma manera, aportando una sensación de cierta estética. En el caso de emplear colores, la combinación de estos debe generar un determinado contraste sin que resulte demasiado intenso. Por último, el producto debe ser nombrado en un tercio del cartel, mientras que el espacio para el precio se corresponderá con los dos tercios restantes.

- Bolsas y papel de envolver. Debes seguir la estética del apartado anterior y con un fondo de color que permita identificar al establecimiento.

- Las pegatinas de servicio. Todo aquello que conste como información relevante del comercio como si se dispone de servicio a domicilio, apertura de festivos, etc., deben promocionarse a través de pegatinas en sitios bien visibles como puertas, escaparates, en caja o expositor especialmente diseñado al respecto.

- Expositores. Pueden disponerse expositores si incluimos varias secciones en nuestra panadería.

3. Disposición de productos. Es muy importante la disposición de los productos y los efectos visuales que puedan producir. Lo primero que debemos tener en cuenta a la hora de organizar nuestro mostrador son dos premisas de partida: la visión panorámica y la visión focalizada. El primer acercamiento del cliente al establecimiento o puesto de mercado siempre se realiza mirando con una actitud de globalidad, de conjunto, de máxima perspectiva. A partir de esta aproximación visual, la vista busca centrarse en algo, aquí es donde entra en juego el efecto de focalización. Por regla general y de forma intuitiva, la vista busca elementos en los que centrar su atención y lo hacen a través de un movimiento visual que realiza un recorrido de arriba a abajo y de izquierda a derecha.

El espacio de venta por tanto debe ser organizado de manera global pero al mismo tiempo destacar determinado elementos que nos interesen para centrar la atención del cliente.

Existen diferentes efectos que podemos generar según nuestros propios intereses:

- Efecto masividad. Es una exigencia en la exposición de los productos, una vitrina con escaso o poco producto nos genera una mala imagen de la tienda o puesto de venta. Por ello generar este efecto en determinadas ocasiones puede provocar en el cliente una buena imagen de la panadería.

- Efecto categoría o variedad. Podemos organizar la exposición de los productos de nuestra panadería aprovechando la colocación en desnivel de los nuevos mostradores.

- Efecto orden.  Hay que tener en cuenta siempre lo siguiente, que los pinchos o señalizadores deben estar siempre bien colocados. Para que el cliente pueda percibir correctamente el efecto orden, las vitrinas deben tener una altura que no sea superior al nivel de las manos/ojos de los clientes.

- Efecto horario. Es por todos sabido que el público por las mañanas es diferente al de por las tardes e incluso que hay diferencias según los propios días de la semana. Por tanto, un buen criterio de exposición de los productos debe contemplar esta circunstancia y disponer de productos o focalizar los mismos en función del día y de la franja horaria que se trate (mañanas o tardes). 

Autor: Escaparatix
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.
Solicita ya presupuestos gratis