Espacios de oficinas y despachos

Todo para montar tu negocio de oficinas, despacho, consultoría,...

Climatización en espacios de oficinas

Los misterios de una climatización centralizada.
15 de diciembre de 2014
Climatización en espacios de oficinas
Destacado

La aparición de los aparatos de climatización en las oficinas ha supuesto un gran avance en la mejora de calidad del trabajo. La inversión que tengamos que hacer en el local que escojamos para las oficinas dependerá de unos factores fijos que no podremos cambiar en los que destacan la climatología y exposición al son del edificio y el aislamiento que soporte los materiales de revestimiento del edificio donde se encuentran las oficinas.

Para poder diseñar una instalación de climatización en unas oficinas es necesario conocer primero las cargas térmicas que deben vencerse para establecer un confort. Para ello es importante establecer tantos las condiciones exteriores del edificio como las interiores. Las condiciones exteriores incluyen la zona climática en la que se sitúen así como las horas de sol y hacia donde está orientado el edificio.

Las condiciones interiores del edificio estarán influenciadas por la carga producida por las personas que estén en el interior de cada espacio (dependerá del número de personas y la actividad que estén realizando en su interior) y la carga producida por equipos (como ordenadores, iluminación, etc).

La normativa que va a establecer los valores de confort obligatorios en nuestras oficinas es el RITE (Reglamento de Instalaciones Térmicas en los Edificios) y el ITE (Instrucciones Técnicas Complementarias)

Es importante que se cumpla la normativa vigente, sectorizar y analizar bien la zona que va a ser climatizada.

Tres pasos importantes en el diseño de la climatización de nuestras oficinas serán:

1. Seleción de una unidad climatizadora

Debe elegirse una unidad climatizadora o varias capaces de vencer las cargas tanto de refrigeración como de calefacción obtenidas del análisis de los distintos espacios que incluye nuestras oficinas. En función de si las cargas térmicas en verano o en invierno son mayores unas u otras, se dimensionará el equipo para satisfacer la mayor de las dos cargas.

En oficinas suele emplearse una climatización central, distribuyéndose el aire a través de una serie de conductos a las distintas estancias.

2. Selección de rejillas/difusores

Para la selección de rejillas en cada una de las estancias de la oficina debe, a través de los resultados que obtengamos de caudal necesario para cada espacio, se ajustará al número de rejillas y las dimensiones necesarias para que haya la impulsión de caudal necesaria para el espacio de estudio.

3. Cálculo de conductos de distribución de aire

Los diferentes conductos estarán distribuidos en función de la configuración de espacios que tengamos en nuestras oficinas y su tamaño irá disminuyendo conforme vayan situandose las diferentes rejillas o difusores.

Aunque es cierto que lo más común en oficinas es emplear una climatización centralizada, habrá casos en los que se dispongan de pequeños espacios o espacios de difícil acceso de los conductos de aire, en los que un equipo autónomo sea la solución más recomendada. 

Autor: Escaparatix
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.
Solicita ya presupuestos gratis